Gonzalo San Miguel



A lo largo de tres décadas de experiencia artística he sido muchas cosas: actor, director, productor. He interpretado frente a la cámara y sobre cualquier escenario en cualquier parte del mundo donde hubiese alguien dispuesto a difrutar del teatro. He interpretado y he bailado. He alcanzado mis metas y he hecho posible que otros artistas de distintas disciplinas llegaran a las suyas.

Gracias por su confianza a las personas e instituciones con quienes hasta el presente he tenido ocasión de compartir proyectos.

Gracias a quienes se plantean hoy confiar parte de los suyos en este artista versátil de longeva y diversa trayectoria que soy.





Historias felices para tiempos difíciles



Poco he estado por aquí últimamente. La situación es complicada, quizás aún más para la gran masa de actores de nuestro país. Y yo, que inhalo el delicado perfume y vivo el temeroso latido de esta sociedad, deambulo con mis sueños de despacho en despacho y…  poco más que buenas palabras y halagos por la imaginación y el buen diseño de mis proyectos.

Pero soy de los que piensan que las crisis son para cambiar lo que sabemos  que no marcha y lo que intuimos que no funcionará. En una palabra, que esta crisis debe servirnos para mejorar, para avanzar con firmeza en nuestros irrenunciables sueños.

Y a ellos, a la ingente labor de reconducirlos en estos tiempos me he entregado. Así, estoy lleno de esperanza, con enormes bríos, escribiendo historias tiernas, amables, sensatas y hermosas para tiempos difíciles.

Historias de las que en tan solo unos días os iré hablando. Historias que os detallaré con mucho gusto.